Vinos para el refrescar el verano

Esta bebida suele desterrarse en verano, sin embargo, hay variedades muy apropiadas para esta época

0
403

Está el vino prohibido en verano?La respuesta de María Díez, directora de comunicación de OIVE (Organización Interprofesional del Vino) es rotuda: «de ninguna manera».

Lamenta que algunos amantes del vino esperen a septiembre para degustarlo porque, según ella, hay muchas formas de disfrutar la bebida, como también hay variedades muy apropiadas para esta época.

La temperatura ambiente es muy relativa

La temperatura ambiente es muy relativa – GTRES

«Este rechazo estival lo genera, en gran medida, el mito de que los tintos deben beberse a “temperatura ambiente“», según ella quien haya definido ese concepto «nunca ha estado en España, y mucho menos en agosto». «En muchos países extranjeros, como Francia, cuna del vino de calidad, no tienen este prejuicio y lo disfrutan en cualquier época del año», cuenta.

Para esto, explica, debemos derribar algunas de las máximas preconcebidas que rodean a la bebida. Salir del corsé de lo correcto y barrer, para empezar, reglas de oro como la que en establece los 14 grados la temperatura ideal para disfrutar un tinto: «los días de calor podemos servirlo a unos cuantos grados menos, porque en el tiempo que tardas en beberlo ya alcanza su temperatura ideal».

Una cubitera será una gran aliada

Una cubitera será una gran aliada – GTRES

La forma de consumirlo también debe cambiar, según la experta, porque en otros países de gran tradición nadie tiene ningún reparo enutilizar una cubitera para mantenerlo fresco, mientras que en España sigue imperando un ortodoxismo muy poco práctico.

«Aunque incluso a mí me cueste ser tan flexible, en Francia a nadie le avergüenza coger un hielo y echarlo dentro de la copa si la bebida está caliente, cualquier método es bueno antes que peder la oportunidad de disfrutar la botella», confiesa.

Consumirlo por copas en vez de pedir una botella entera siempre es un as bajo la manga, de esta manera será difícil dar tiempo a que se caliente, «es uno de los hábitos más eficaces», asegura Díaz.

El pecado a evitar es servir el vino caliente, una situación que se repite en diferentes tascas patrias. A continuación, la experta dará algunas claves para el buen disfrute de la bebida en esta época del año, aunque no deja de hacer hincapié en que «cualquier vino es perfecto para verano».

Precaución con la graduación

La temperatura puede jugar una mala pasada

La temperatura puede jugar una mala pasada – Pexels

Elegir una vino de graduación baja es importante en verano, «puede haber problemas con las temperaturas porque el alcohol está más presente si están calientes».

«Yo elegiría vinos más frescos y una opción que comienza en el sur y se impone con mucha fuerza son los vinos de Jerez». A este respecto, Díaz confiesa que un Fino o un Manzanilla resultan ideales para el verano.

«No me imagino una situación más agradable que, después de un día de playa y al anochecer, sentarme en un chiringuito frente al mar y beber este tipo de vino», explica.

Afrutados y jóvenes

Los vinos jóvenes son mucho más refrescantes

Los vinos jóvenes son mucho más refrescantes – Pexels

Los vinos con mucha barrica son muy complejos y densos para esta época del año, lo más recomendable son los vinos jóvenes y afrutados, «son mucho más refrescantes».

¿Blanco o tinto?

Los tintos y grandes reservas, menos recomendables

Los tintos y grandes reservas, menos recomendables – Pexels

«No pondría un tinto, como tampoco pondría un gran reserva, porque el verano tampoco es una época en la que vayamos a comer cocido», sentencia Díez.

Califica los blancos como «muy recomendables». Sobre todo -indica- en la época que estamos viviendo, en la que se están poniendo «muy de moda» y las grandes bodegas están consiguiendo productos muy interesantes. «Desde un clásico Rías Baixas o un Rueda hasta las últimas novedades del mercado».

El rosado, por su caracter fresco y afrutado, es unagran opción entre los más jovenes. «Siempre van a gustarles más porque son frescos y visuales».

Un vino para cada ocasión

Los vinos más apropiados para cada cita

Los vinos más apropiados para cada cita – Pexels

Los espumosos son siempre un acierto en verano, pero sobre todo en ocasiones festivas, «tiene mucho glamour».

Para una comida formal señala tanto hacia un tinto joven como hacia un rosado, sin embargo, para losencuentros más informales opta por una sangría o un tinto de verano: «No debemos ser fundamentalistas, cualquier bebida elaborada con vino es una gran opción».

 

Dejar respuesta